Acupuntura para reforzar nuestras defensas en otoño

Damos la bienvenida al OTOÑO, estación que pertenece al elemento metal.
En otoño la naturaleza comienza a replegarse, caen las hojas de los árboles, se acorta el día, hay menos luz, y la temperatura va bajando; es momento para la introspección.

Según la Medicina Tradicional China, los órganos que pertenecen al elemento metal son el pulmón y el intestino grueso. Su clima es la sequedad y su color es el blanco.
La tristeza y la melancolía pertenecen a la esfera del metal. Cuando éstas emociones son mantenidas en el tiempo o afloran con excesiva intensidad, indican un desequilibrio que va mermando la energía (Qi) de pulmón.

El elemento metal rige el instinto de protección y supervivencia, básicos para expandirnos y perdurar. También condiciona nuestra actividad mental en relación con la escritura y el lenguaje.

Un tratamiento con acupuntura puede prevenir resfriados


El Pulmón entre otras funciones, gobierna la respiración, la energía defensiva, y la circulación de los líquidos:

En cuanto a la respiración el intercambio y renovación constante del aire por el pulmón, asegura el buen funcionamiento de todos los procesos fisiológicos y celulares del cuerpo. Una deficiencia de Qi de Pulmón nos hará mas propensos a los resfriados y catarros.

Los pulmones gobiernan la energía defensiva a nivel corporal, a modo de frontera entre el individuo y el exterior protegiéndonos de factores externos como frío, viento, sequedad.

El Pulmón es muy vulnerable al ataque de estos factores externos, al igual que a emociones como tristeza, pena y nostalgia. Por ejemplo cuando sentimos una tristeza profunda notaremos como se altera de forma inmediata la dinámica respiratoria volviéndose corta y superficial, pudiendo producirse un bloqueo a nivel del pecho.
Al tratar con acupuntura a personas con depresión o ansiedad pueden utilizarse puntos del meridiano de pulmón que ayuden a liberar ese bloqueo.

La piel también depende del pulmón, si la función de dispersión de la energía es óptima, la piel y el vello tendrán brillo, la función de apertura y cierre de los poros será la correcta.

El Pulmón ayuda al corazón a mantener los vasos sanguíneos en buen estado y controla la circulación de los líquidos. Un buen funcionamiento garantiza la distribución de sangre a las extremidades aportando el calor y la nutrición que necesitan.

Según la Medicina tradicional China en otoño podemos tonificar el pulmón con alimentos de color blanco como son la pera, la coliflor o las almendras. Y con algún alimento de sabor picante como son la cebolla o el jengibre. Se recomiendan los cereales como el arroz o la avena, semillas oleaginosas, vegetales, legumbres, pescado blanco, lácteos, huevos y las carnes magras siempre con moderación.

Es conveniente tomar alimentos guisados, estofados, hervidos y algún horneado para disminuir paulatinamente la cantidad de alimentos de naturaleza fría.

Alguna infusión de plantas aromáticas como el tomillo, la salvia o el romero son un buen complemento para cuidar nuestro sistema respiratorio.

Si en la medida de lo posible adaptamos nuestros hábitos de alimentación, actividad y descanso a los ciclos de la naturaleza lo veremos reflejado en nuestra salud y bienestar.

Qigonginvierno elemento agua

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close